El Internet de las Cosas podría dar un salto exponencial gracias al grafeno

Fotonoticia 20180108170247 640 Jpg Los sensores con un habilitador de RFID (radio-frequency-identification) están en el corazón del Internet de las Cosas (IoT). Ahora se pueden integrar sensores de grafeno en el RFID gracias a un desarrollo de investigadores de la Universidad de Manchester.

El dispositivo tampoco requiere fuente de batería ya que recolecta energía del receptor.

IoT y grafeno

El grafeno es una estructura laminar plana, de un átomo de grosor, compuesta por átomos de carbono densamente empaquetados en una red cristalina en forma de panal de abeja. Este nuevo material se caracteriza por poseer una alta conductividad térmica y eléctrica y por combinar una alta elasticidad y ligereza con una dureza extrema.

Este nuevo desarrollo en el campo del IoT puede proporcionar diversas aplicaciones, como monitoreo inalámbrico inteligente sin batería para procesos de fabricación que son sensibles a la humedad, la seguridad alimentaria, la salud y los desechos nucleares.

Todo esto tiene el potencial de simplificar la forma en que se recopila la información a través de su sistema inalámbrico, no está limitada a una red inalámbrica en particular y tiene la capacidad de ser compatible con redes que incluyen WiFi y 5G.

También te recomendamos

Receta de Flan de turrón en Crock-Pot

El grafeno puede resultar un material flexible con multitud de usos

Obtención y almacenaje de hidrógeno gracias a este novedoso catalizador de grafeno


La noticia El Internet de las Cosas podría dar un salto exponencial gracias al grafeno fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .


Xataka Ciencia