Las pupilas también son sensibles a las palabras

Nuestras pupilas no sólo se contraen cuando están expuestas a la luz, sino también por el mero hecho de oír la palabra sol o brillo. Y se dilatan cuando oyen la palabra noche u oscuridad. El cerebro crea imágenes mentales de las palabras que provocan la reacción de la pupila. Una nueva perspectiva de cómo el lenguaje es tratado por el cerebro.

Las pupilas también son sensibles a las palabras
El sentido de una palabra es suficiente para provocar una reacción en nuestra pupila, ha descubierto un estudio que abre una nueva perspectiva de cómo el lenguaje es tratado por el cerebro.

La pupila es un orificio situado en la parte central del iris por el cual penetra la luz al interior del globo ocular. Se trata de una abertura dilatable y contráctil que tiene la función de regular la cantidad de luz que le llega a la retina, en la parte posterior del ojo.

Cuando hay poca luz alrededor, las pupilas se dilatan. Cuando hay mucha luz, se contraen. Cuanto menor es la cantidad de luz, mayor es el tamaño d…


Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura

Leave a Comment