Son actividades de investigación que surgen como resultado de los Proyectos de Evaluación Arqueológica o Monitoreo Arqueológico, con la finalidad de proteger la evidencia arqueológica que afecta el proyecto o las obras de inversión.