Primer caso de su tipo de un gusano encontrado en el ojo de una mujer

Eye 1132531 960 720 Una infección de una mujer de Oregon, Estados Unidos, marca la primera vez en que una especie de gusano que normalmente se encuentra en el ganado se ha constatado en seres humanos humanos.

La víctima ha sido Abby Beckley, que estaba pescando salmón en Alaska cuando sintió algo en su ojo izquierdo.

Thelazia gulosa

Beckley es ahora la primera persona en el mundo que se sabe que ha sido infectada con esta especie particular de gusano. Llamado Thelazia gulosa, el gusano parásito se había visto en los ojos del ganado, una parada normal en su ciclo de vida, pero nunca antes en un ser humano.

Cuando la mujer notó el gusano en su ojo, se lo frotó y se lo extrajo. La pequeña criatura, casi transparente, se retorció durante unos segundos y luego murió. Beckley había sacado cinco gusanos más de su ojo cuando llegó a un centro médico en Ketchikan, Alaska.

a

Los oftalmólogos lograron cazar uno de los gusanos del ojo de Beckley, aunque se rompió por la mitad, y enviaron el fragmento a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Richard Bradbury, quien dirige el Laboratorio de Diagnóstico de Referencia de Parasitología de los CDC, el principal recurso de la nación para identificar parásitos raros, fue el responsable de analizarlo.

Tuvo que desenterrar un documento de investigación alemán de 1928 para finalmente identificar a la especie como Thelazia gulosa, convirtiéndola en la tercera especie de Thelazia en aparecer en un ojo humano, junto con una especie en Asia y otra en California.

Los gusanos son transportados por moscas que se alimentan de las lágrimas de ganado, caballos y perros. Cuando la mosca aterriza sobre un globo ocular y comienza a beber lágrimas, las larvas del gusano en etapa tardía salen de la probóscide de la mosca y llegan al ojo. Allí, terminan su transformación en adultos y producen más larvas.

Todavía es un misterio cómo se metieron en el ojo de Beckley, pero se sospecha que puede haber sucedido cuando pasó por pasturas de ganado.

En el transcurso de 20 días, Beckley sacó 14 gusanos de su ojo. Aún así, los médicos involucrados en el caso coinciden en que estos gusanos oculares no deben suponer una crisis de salud pública.

También te recomendamos

Una mujer ciega por retinosis recupera parte de su visión gracias a un ojo biónico

Plisados, lino, satén: te contamos cómo planchar las prendas más valiosas de tu armario y ahorrarte la tintorería

La rapidez a la que se expande un virus informático (I)


La noticia Primer caso de su tipo de un gusano encontrado en el ojo de una mujer fue publicada originalmente en Xataka Ciencia por Sergio Parra .


Xataka Ciencia