La espiritualidad activa los mismos circuitos cerebrales que las drogas, el sexo o la música

La espiritualidad activa los mismos circuitos cerebrales que el amor, el sexo, el juego, las drogas y la música, según un estudio que analizó las imágenes cerebrales (fMRI) de un grupo de mormones. Durante un experimento, los participantes describían sentimientos de paz y sensaciones físicas de calor. Muchos lloraban mientras miraban los estímulos producidos por la cultura de su iglesia.

La espiritualidad activa los mismos circuitos cerebrales que las drogas, el sexo o la música
Las experiencias religiosas y espirituales activan los circuitos de recompensa del cerebro de la misma manera que lo hacen el amor, el sexo, el juego, las drogas y la música, según una investigación  de la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah que han sido publicada en la revista Social Neuroscience.

“Estamos empezando a entender cómo el cerebro participa en experiencias que los creyentes interpretan como espiritual, divina o trascendente,” dice el autor de esta investigación Jeff Anderson en un

Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura

Leave a Comment