La regulación de la economía colaborativa está en plena ebullición

La regulación de la economía colaborativa sigue en plena ebullición. La justicia británica acaba de reconocer a los conductores de Uber el estatuto de asalariados, algo que puede ocurrir también en USA. Y Francia obliga a los usuarios de plataformas colaborativas a cotizar a la seguridad social y a gravar las transacciones.

La regulación de la economía colaborativa está en plena ebullición
La justicia británica acaba de reconocer a los conductores de Uber el estatuto de asalariados. En Estados Unidos, la misma compañía está en los tribunales por demandas en California y Massachusetts, lanzadas hace tres años por un colectivo de conductores que no se consideran trabajadores independientes.

Uber es una multinacional con sede central en San Francisco, California, que conecta a los viajeros potenciales con conductores particulares a través de una red con aplicación móvil que gestiona la compañía. Está presente en decenas de ciudades de todo el mundo, donde ha entrado en conflicto, particularmente, con el sector del taxi.


Tendencias 21 (Madrid). ISSN 2174-6850

Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura

Leave a Comment